Mala Circulación: Enfermedad Vascular Periférica

Mala Circulación: Enfermedad Vascular Periférica

Publicidad

Con frecuencia acuden a consulta personas que se quejan de su "mala circulación" que les provoca calambres dolorosos en las piernas o en los músculos de la cadera al caminar, siendo en algunos casos tan severos que les impide caminar. También refieren adormecimiento de las piernas, debilidad o sensación de pesadez no dolorosa.

Es posible que también la piel se sienta fría en algunas zonas de las piernas o de los pies y que haya cambios de color en la piel, especialmente en brazos o piernas. Puede darse el caso que las pequeñas lesiones en los pies o en los dedos no sanen rápidamente. En casos más graves, se siente ardor o dolor en los pies o en los dedos de los pies durante el descanso y particularmente al acostarse.

A través de las arterias sanas, la sangre del corazón viaja hacia los músculos y órganos del cuerpo. Cuando las arterias se dañan, se angostan o se bloquean como consecuencia del acumulamiento de depósitos de grasa que se llama ateroesclerosis, dando como resultado la Enfermedad Arterial Periférica.

Esta enfermedad afecta al 20% de los adultos mayores de 55 años y cuando está presente, existe el riesgo de que se presente un infarto al miocardio, problemas vasculares cerebrales o muerte. Por lo tanto, a las personas que sufren esta enfermedad, se les recomienda que inicien su tratamiento inmediatamente para prevenir mayores problemas ya sea en las arterias del corazón o del cerebro y también para mejorar los síntomas de las piernas.

Para aliviar los síntomas de la claudicación de las piernas, ser capaz de caminar mayores distancias y mejorar la calidad de vida, se recomienda dejar de fumar, además del tratamiento farmacológico que se prescribe a cada persona. El riesgo de problemas mayores ya sean coronarios o cerebrovasculares, puede reducirse si se disminuye la presión sanguínea con medicamentos, si se abandona el hábito de fumar, se sigue un programa de ejercicio y se disminuye el peso corporal.

Si usted presenta síntomas como los descritos, no se automedique, ni piense que el problema se corregirá "solo". Venga a consulta para iniciar su tratamiento médico cuanto antes y evitar complicaciones y problemas más graves.

Comentarios