Limpieza de Oídos en Casa

Limpieza de Oídos en Casa

Publicidad

La cerilla o cerumen se forma naturalmente en la parte externa de los oídos, y nunca en la parte interna del mismo; por eso cuando recibimos un paciente con cera en el tímpano, es debido a que ha estado hurgando en su oído con algún objeto como aplicadores de algodón, horquillas para el cabello o la punta de la servilleta retorcida.

El uso de objetos como estos para tratar de “limpiar” el oído solo sirve para empujar la cerilla en la profundidad del oído.

También se debe tener en cuenta que la piel del canal del oído y del tímpano es muy delgada y frágil y se lesiona muy fácilmente y que el canal del oído se vuelve propenso a sufrir infecciones después de que ha sido despojado de la cera que normalmente lo recubre. Además hemos visto tímpanos perforados al intentar hacer limpieza de esta forma rudimentaria.

Se debe saber que la cerilla se produce naturalmente en la parte externa del canal del oído, con la finalidad de mantenerlo limpio, ya que en ella se atrapan las partículas de polvo antes de que lleguen al tímpano y que también recubre la frágil piel del oído interno y actúa como repelente del agua. Usualmente la cerilla acumulada sale hacia el exterior, se seca y se cae sola.

Si el exceso de cerilla acumulada produce un taponamiento del canal del oído, siempre se debe consultar al especialista, y de acuerdo al caso puede practicarse una irrigación del canal auditivo para sacarla, puede aspirarse el cerumen, utilizar instrumentos especiales para remover la cerilla o simplemente la prescripción de gotas de aceite mineral para suavizarla.

Yo le pediría que en caso de que sienta “tapados” los oídos, que sienta “agua” o si ha perdido capacidad para oír, en lugar de tratar de remediar el problema con una limpieza en casa, acuda a consulta para evaluar su caso y determinar cuál es el origen de ese malestar.

Dra. Sara Chávez Prieto
Cirujano Otorrinolaringólogo
Tel.-(614)439-86-20

Comentarios