El Uso Correcto de los Aerosoles en el Asma

El Uso Correcto de los Aerosoles en el Asma

Publicidad

El asma es una enfermedad respiratoria crónica, que requiere atención para toda la vida. Produce inflamación de los bronquios que llevan el aire a los pulmones debido a la irritación que producen ciertos estímulos como el polen, la contaminación, el humo, las emociones, la risa, el ejercicio, algunas medicinas etc.

Esta inflamación hace que los conductos sean más sensibles y respondan con una contracción provocando un mayor estrechamiento. Este bloqueo del paso del aire que puede ser más o menos importante hace que el niño con asma tenga ahogo, tos, sensación de presión en el pecho y silbidos al respirar; por eso es importante que el asma esté bien controlada para intentar eliminar o reducir el número y la intensidad de las crisis y seguir una vida lo más normal posible.

Frecuentemente los aerosoles se aplican en forma incorrecta y es fundamental corregir este detalle, que aunque parece insignificante, es de gran importancia para poder alcanzar el éxito en el tratamiento del asma. Debido a que no es facil la inhalacion de los aerosoles que se aplican directo en la boca, se han diseñado diferentes tipos de espaciadores que facilitan su dosificacion. Los espaciadores vienen con boquilla (para niños mayores de 6-7 años y adultos) y con mascarilla (para niños menos de 6 años y bebés).

La técnica con espaciadores es como se describe:

1.- Quitar la tapa del aerosol y agitar por 10 segundos
2.- Colocar el aerosol en el orificio del espaciador.
3.- En caso de espaciador con mascarilla, hacer un disparo del aerosol y permitir que el niño respire normalmente por 10 segundos, o pedirle que respire 3 veces.
4.- En caso de espaciador con boquilla, colocar el aerosol en el orificio del espaciador, después de haberlo agitado por 10 segundos, luego sacar el aire por boca y nariz. Enseguida colocar la boquilla del espaciador entre los labios y sellar, luego hacer un disparo del aerosol y respirar lenta y profundamente por la boca y mantener el aire dentro de los pulmones por espacio de 10 segundos.
5.- En caso de que sea necesario aplicar otro disparo del aerosol, esperar un minuto y repetir los pasos del 1-4.

El seguir el tratamiento para el asma permite eliminar la inflamación crónica, disminuir la frecuencia e intensidad de las crisis. Además le permite una actividad física normal, mejorar la calidad de vida, normalizar la función pulmonar sin efectos secundarios.

Comentarios